¿Cómo alcanzar los objetivos sin sentirnos antes decepcionados?

Cómo alcanzar los objetivos sin sentirnos antes decepcionados

Bajo mi punto de vista alcanzar los objetivos sin sentirnos antes decepcionados es casi imposible. Voy a argumentar este ligero símil para que me entiendan mejor: nadie (o casi nadie) empieza a tocar las teclas de un piano armonizando las notas. Y desde que empieza hasta que domina la práctica debe pasar por una serie de altibajos que podrá superar o no, todo dependerá de lo que le apasione la actividad.

El presente artículo me servirá para expresar lo que mismamente siento a veces, porque eso de tener a mi disposición las herramientas necesarias para «crear dinero suficiente» y no conseguirlo… es decepcionante. Es la realidad y por mucho que quiera no puedo «maquillarla».

NOTA: Mi objetivo principal es el de vivir de mi vocación pero debido a que no rentabilizo mis proyectos personales (aún) para convertirlos en profesionales, debo compaginarlo con un trabajo que me desgasta mucho y me ocupa casi todo el dia.

Hay que aceptar la realidad y el entorno que nos rodea para crecer de la forma más humilde y eficiente posible. Y partiendo de esta base podremos comprender con más facilidad lo que nos gusta y nos motiva.

Es esencial saber con exactitud lo que nos hace vibrar para marcarnos unos objetivos y enfocarnos en ellos. La lucha para la consecución de los mismos no será en vano.

Sé por experiencia que cuando luchas por algo y lo consigues una corriente de energía positiva recorre todo el cuerpo induciendo a una sensación sin precedentes de fortaleza y motivación.

Alcanzar los objetivos sin sentirnos antes decepcionados es muy difícil, pues, desde que empezamos a luchar por ellos hasta que logramos conseguirlos deberemos atravesar una secuencia de altibajos que dependiendo de las ganas podremos superarlos o no. Por eso mismo es tan importante saber con exactitud lo que nos apasiona de verdad para aguantar con resistencia esos desánimos que en ocasiones «nos azotan» sin piedad.

Sin más concluyo esta reflexión señalando las claves esenciales para ver cumplidos nuestros sueños:

Seamos coherentes y entendamos y aceptemos nuestras capacidades. «Encontremos la virtud escondida» y ejerzamos o practiquemos lo que nos apasiona de verdad. Comprometámonos y esforcémonos y no paremos hasta ver cumplidos nuestros objetivos… Ya ven, «coser y cantar».

Miguel Alex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *