Categorías
Superación Personal

El desamor desde dos puntos de vista

Una galleta en forma de corazón rota y una flor seca, haciendo "gala" del desamor.

A todos nos ha pasado alguna vez, nos enamoramos, vivimos a tope el amor, sentimos tocar el cielo con las manos, tu mente planifica un futuro juntos,y de pronto un día todo acaba, caemos de ese cielo en el que volábamos y, ¡tocamos el suelo nuevamente!.

Si estas pasando por una ruptura amorosa ¡estás en el lugar correcto!

¿Qué es Desamor?

Es un dolor intenso que siente una persona ante la ruptura de una relación amorosa, y se siente tanto emocional como físicamente.  Conlleva a situaciones de llanto, falta de apetito, desmotivación, pérdida de peso, insomnio y negatividad.

 Incluso, algunos estudios refieren que nuestro cerebro registra el dolor emocional del desamor de la misma forma que el dolor físico, por ello, lo sentimos como un daño físico real.

¿Cuáles son las etapas del desamor?

Será  un largo proceso, pero así mismo el dolor irá disminuyendo y tu felicidad irá aumentando progresivamente.  Las etapas del  desamor son:

  • Fase de negación y aislamiento.
  • De ira.
  • Negociación.
  • Depresión.
  • Aceptación.

¿Qué tiene de malo el desamor?

El proceso del desamor tiene malas experiencias, desde hacernos cuestionarnuestro valor o subestimarnos, acercándonos aun más a crisis existenciales y depresión.  Así como quitarnos la motivación para culminar nuestros proyectos de vida.

Además de descuidar nuestro aspecto físico, incapacidad de disfrutar de situaciones maravillosas, desinterés en las actividades cotidianas, aislamiento social y frecuente llanto incesante. Incluso, hasta sentir que la vida no tiene sentido, lo que realmente es un error.

¿Qué tiene de bueno el desamor?

El desamor te ayuda a encontrarte a ti mismo, muchas veces cuando estamos con otra persona nos perdemos en sus costumbres, en hacerle feliz, en pasar todo el tiempo con él/ella y nos olvidamos de nosotros, de lo que nos gusta y lo que queremos ser en un futuro.

Así que, buenas noticias, esta pequeña crisis te puede ayudar a levantarte y retomar o crear nuevos proyectos, realizar nuevas tareas, conocer más personas, disfrutar de tus amigos e incluso conocer cosas de ti, además te ayuda a meditar los errores para una próxima relación.

¿Cómo podemos superar el desamor?

Analiza la situación

Con frecuencia, se suelentener pensamientos desajustados a la realidad, que impidenanalizar la situación de manera adecuada. Erróneamente enfrentamos la situación con sentimientos de culpabilidad, ilusión, sobre idealizamos a nuestra ex pareja y entramos en negación.

Por ello, no solo pienses lo bueno que había en la relación sino también evalúa  las malas situaciones y acciones que los llevó hasta la ruptura.

Cierra el ciclo

Toma el cierre como un asunto radical. Permitirte la comunicación constante con tu ex o incluso continuar visitándolo/a te impedirá cerrar el ciclo, creará sentimientos irracionales con esa persona, te frustrará y afectará tu estabilidad emocional ya que no tendrás un norte fijo.

Sitúate

¡La vida no se ha acabado! Aprovecha el caos para reordenarte y  empezar lo que siempre quisiste hacer, asimismo  toma acciones que te permitan amarte y crecer como: aprender algo nuevo, ejercitarte, recuperar amistades, leer un libro o incluso realiza ese viaje que tanto has querido.

Esta “soledad” es una oportunidad de crecimiento aunque ahora no lo veas de esa manera.

Evita vínculos amorosos impulsivos

No apliques la típica frase de “un clavo saca a otro clavo” la necesidad de apegarse a alguien para evadirel duelo podría ser un error. La vinculación impulsiva y forzada podría provocarte frustración, sentimientos cambiantes e inseguridad.

Además podrías hacerle daño a otra persona que se acerca a ti por decisión propia. Asimismo, evitarías el cierre del ciclo de tu anterior relación lo cual es muy importante para tu estabilidad emocional, ya que en muchas oportunidades volverás a caer en esa situación no superada.

Conócete

Analiza en que fallaste, aprovecha el tiempo solo/a para pensar que conductas no fueron sanas, que quieres cambiar, que acciones no volverás a repetir y alimenta tu espiturialidad. Toma esta situación como un aprendizaje, así evitarás cometer los mismos errores con tus futuras parejas.

Tu actitud es más importante que cualquier circunstancia. Sácale provecho a ese dolor para renacer y enfocarte en un objetivo que realmente te seduzca. Al fin y al cabo, si te hizo feliz, mereció la pena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *