¿Es importante la autoestima para nosotros?

En "Es importante la autoestima para nosotros" presentamos una imagen en la playa

La autoestima se puede definir como la valoración sobre uno mismo, y tal valoración viene determinada por la percepción que tenemos de nuestros actos. Es importante la autoestima para nosotros porque todo lo que hacemos, pensamos y decidimos está influenciado por ella.

En este artículo nos centraremos en la importancia de satisfacer las necesidades que se relacionan con la autoestima. Son cruciales porque si no las satisfacemos la desmotivación, el malestar y, en cierto modo, la pobreza formarán parte de nuestra vida.

Hay que ser conscientes de los indicadores que marcan la baja autoestima, pues, si ésta empieza a formar parte de nosotros tendremos problemas para ejecutar casi cualquier acción. Haremos hincapié en algunos de los indicadores que marcan la baja autoestima:

  • la inseguridad en uno mismo
  • cuando nos desmotivamos con facilidad
  • al pensar en las debilidades más de la cuenta
  • cuando tomar la iniciativa se convierte en tarea casi imposible
  • estar nervioso en todo momento

Queramos aceptarlo o no, tener una autoestima baja o en desequilibrio es más habitual de lo que creemos, por ello, si se identifican con un perfil de tales características, piensen «que nada es para siempre y que todo tiene solución». Solo hay que ser conscientes de que se puede estar peor y que si hay algo que cambiar se cambia con determinación y sin miedo.

Veamos tres combustibles óptimos para alimentar la autoestima que tan importante es para nosotros:

El reconocimiento

Cuando, por ejemplo, nos reconocen que hemos hecho un buen trabajo, que estamos bien físicamente o que nos portamos muy bien (sea donde sea) sentimos un regocijo que agranda nuestra percepción sobre nosotros mismos. Esta percepción interfiere positivamente en los objetivos que nos marquemos y es crucial para validar nuestras capacidades y valías… Es el fundamento con el que mejor podemos motivar a las personas.

Aunque es cierto que a todos nos viene bien «el reconocimiento», debemos ser conscientes de que no podemos depender de el (al esperar respuestas constantemente del prójimo para reforzar nuestra autoestima), ya que afecta negativamente a nuestro equilibrio emocional.

Así, podemos verificar que la clave radica en el equilibrio entre ambos aspectos, pues es innegable que el reconocimiento nos proporciona «un bien», al igual que «un mal» si dependemos de el.

La autorrealización

Es la satisfacción de saber que hemos alcanzado los objetivos personales por invertir nuestro tiempo, nuestras capacidades y habilidades en las metas propuestas.

Cuando un individuo tiene una serie de necesidades y las logra satisfacer por sus propios medios, al sentirse libre y feliz, hablamos del máximo logro de la autorrealización.

No debemos olvidar que está presente en todos los aspectos del desarrollo humano, y por ello, en nuestra vida juega un papel fundamental.

La actividad física

Cuando hacemos deporte el cuerpo libera endorfinas, fundamentales para gozar de la sensación del bienestar. Son muchos lo efectos positivos que conlleva la actividad física, porque ayuda a prevenir ciertas enfermedades y pone a prueba la superación personal. Tampoco podemos olvidar que para tener salud mental debemos tener salud física. Además, al ejercitarnos nos sentimos autorrealizados y la autoestima crece de forma vertiginosa por sentirnos más ágiles y capaces.

Como podemos ver la autoestima es importante para nosotros y que esté en plenas facultades nos fortalece para el día a día. Nos ayudará a plantar cara a determinadas circunstancias y a allanar el terreno para enfrentarnos a cualquier imprevisto con más seguridad; lidiaremos mejor con los altibajos emocionales y tendremos más energía positiva para cumplir los objetivos, además de que nos hará ver el mañana con más ilusión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *