Categorías
Cómo alcanzar el Éxito Miguel Alex Motivación Superación Personal

La indecisión es negativa y sólo una opción

un hombre en la playa con indecisión que no sabe hacia donde ir

La indecisión es sinónimo de inseguridad. Y ocasiona falta de determinación cuando te encuentras ante una situación que debes resolver. Además tu estabilidad emocional puede verse afectada si no frenas esa forma de sentir.

La incapacidad de escoger una u otra opción ante una circunstancia formará parte de ti si sientes inseguridad. Y eso a fin de cuentas se resume en problemas a la hora de tomar una decisión.

Cuando sientes falta de autonomía atraes consecuencias negativas, tales como las decisiones prematuras y sin sopesar. Y la capacidad de afrontar un problema estará fuera de nuestro alcance por los bloqueos que se crean.

Si sientes la indecisión como única opción tienes problemas en tu vida, ya que no te permite afrontar las situaciones de manera correcta. Sobre todo por el miedo a escoger el camino incorrecto.

Existe una gran probabilidad de tomar la opción incorrecta, sea como fuere que hayas tomado la decisión. Y esto afectará a tu felicidad por no hacer lo que realmente deseas.

Por eso hagas lo que hagas debes hacerlo sin indecisión. Con la convicción de que pase lo que pase tendrás que estar a la altura para afrontar el problema.

¿Cuál es la etapa donde más ocurre la indecisión?

Se han realizados muchos estudios para determinar en qué etapa de la vida es más común que ocurra la indecisión.

Normalmente, en la pre-adolescencia y adolescencia es donde predomina la indecisión, por lo tanto, en este rango de edad es donde suele costar más tomar las mejores decisiones.

Esto se debe, básicamente, porque en la pre-adolescencia y adolescencia influyen mucho los sentimientos, como el miedo, enojo, rechazo, amor, entre otros.

Esta etapa de la vida tiende a ser la más complicada para las personas, debido a que se encuentran en un punto medio entre ser un niño y un adulto.

Aunque la adolescencia es la edad que más afecta la indecisión, esta estará presente en toda nuestra vida, pero tal vez con menor fuerza que antes, debido a que iremos madurando mentalmente con el paso del tiempo.

Causas de la indecisión

Existen distintas causas que pueden motivar a la indecisión, siendo estas las más comunes:

  • Querer ser perfectos: esto causa sentimientos de miedo, sobre todo por no querer equivocarnos y tomar una mala decisión. Pero, esto es un error muy grande que tienen las personas y que puede afectar a la hora de seguir un camino o tomar una decisión.
  • Las responsabilidades: tomar decisiones importantes, implica que vendrán ciertas consecuencias positivas o negativas que tal vez no esperemos.
  • La duda: también juega un papel fundamental en las decisiones. Si tenemos varias opciones por escoger y empezamos a dudar sobre cuál es la más conveniente, tal vez escojamos la menos acertada.
  • El miedo de renunciar a algo: esto sucede por la consecuencia que ocasionará la decisión que vamos a elegir.
  • Tener baja autoestima: esto afecta porque no seremos capaz de tomar una decisión. Se relaciona mucho con el miedo y la imperfección.
  • No estar instruidos: al no conocer sobre un tema, la decisión que se va tomar puede que sea errónea y de allí la indecisión.
  • Falta de confianza: en especial por no adquirir las habilidades necesarias para tomar buenas decisiones. Esto se debe generalmente, cuando la persona no desarrolla esta capacidad por su tipo infancia o educación.

¿Cómo vencerla?

Tener la indecisión como única opción es un error muy grande, ya que afectará negativamente en tu vida y no podrás tomar las decisiones correctas. Por esta razón, es importante vencer la indecisión para tener un mejor control en tu vida. 

¿Cómo hacerlo? Aquí te lo indicamos…

  • Una de las principales formas de vencer a la indecisión es tomarse todo con calma y relajarse, ya que existen decisiones que pueden ser estresantes y estar con ansia no es la mejor manera para decidirse por lo ideal.
  • El mundo no se acabará si no tomas la mejor decisión.
  • Debes entender que la solución perfecta no existe. Al tenerlo presente, reducirás en gran medida el estrés.
  • Siempre debes buscar alternativas antes de lanzarte a una decisión apresurada.
  • Cuando pienses en la mejor opción, ponla a prueba sin pensarlo mucho, para que no se cree el miedo y la duda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *