¿Por qué aceptar tal como eres es imprescindible?

por qué aceptarte tal como eres muestra la imagen de una chica sonriendo

No te queda otra, debes ser consciente de que el hecho de aceptar tal como eres es imprescindible para comprender y asumir con más humildad tu rol en las diferentes circunstancias de la vida.

Te toparás con personas y situaciones de características inimaginables… Y la mejor manera de sacar provecho o salir indemnes (de casi cualquier situación) es teniendo claro quién eres.

El hecho de aceptar tal como eres es imprescindible porque es muy triste, difícil y delicado vivir con la sensación de: «no soy quien quiero ser».

Hay que comprender que estás condicionado por lo que te rodea, y si estás en sitios, ambientes o con personas que no agradan… estás ante un problema (con solución). Sencillamente porque no podrás dar lo mejor de ti.

Saber qué te hace vibrar, qué te entusiasma y qué te motiva es esencial para encontrar «tu sitio». Y no dudes que la mejor manera de aportar valor de forma inconsciente es encontrándolo.

«Este sitio» es vital para ti porque es la clave de la felicidad. Tendrás motivos más que suficientes para vivir la vida de la forma más plena, y no habrá ni espacio ni tiempo en tu día a día para las quejas y el malestar.

Si no encuentras el entorno que satisfaga plenamente tus necesidades podrás pensar o sentir algunas de estas frases:

  • Trabajo donde no me gusta
  • Hago lo que no quiero hacer
  • Mi situación económica no mejora
  • Me siento incómodo (sea con personas o lugares que se frecuentan)

Y si las piensas o sientes… es que algo no estás haciendo bien. Así, creo que ante tal circunstancia es importante detenerse para ver y analizar lo que sucede. Pues tal vez «algo esté frenando tus ruedas», en éste, «El Camino De La Felicidad» ¿No crees?

Vínculos Entre La Aceptación Y La Felicidad

Aceptar todas las situaciones que se presentan es sinónimo de madurez y crecimiento personal. Y otorga un inmenso poder para afrontar la vida con eficiencia.

Seguidamente expondremos unos ejemplos de situaciones comunes para analizar de manera superficial las ventajas que conlleva el hecho de aceptar.

  • El hecho de aceptar que en un momento determinado no eres feliz, te puede ayudar a encontrar la paz interior. Y ésta te puede hacer feliz…
  • Tener problemas de salud o que te diagnostiquen una enfermedad puede ser una de las peores experiencias… Si no lo logras aceptar. Porque aceptándolo seguirás las pautas de tu médico determinantemente y, pase lo que pase, te precederá la paz interior (la mejor medicina).
  • Trabajar donde estás a disgusto pone a prueba todas tus competencias. Y aceptar que no estás en la vía correcta te ayudará a explorar nuevas alternativas y oportunidades («perro que se menea con hueso se tropieza»).
  • Aceptar que tienes problemas económicos por «algo» que no hiciste bien, es el primer paso para «tomar cartas en el asunto». Ten en cuenta que en los peores momentos es cuando pones a prueba toda «tu maquinaria».
  • ¿La relación de pareja no funciona? Aceptar que todo «se acabó» te ayudará a rehacer tu vida. No fuerces nada y deja que El Todo fluya (volverás a enamorarte de manera correspondida y sentirás nuevamente ese cosquilleo que proporciona el amor).

Tienes que tener claro que el hecho de aceptar tal como eres es imprescindible. Porque si no aceptas no podrás ser plenamente feliz, pues, entre otras cosas, estarás quejándote a cada instante. No podrás seguir unas pautas que afiancen la estabilidad plena, y no tendrás relaciones sanas; y nada por lo que motivarte porque estarás siempre enfadado con el mundo.

Comprende que somos parte de «un todo mayor» que nos proporciona (si queremos) todas las herramientas necesarias para diseñar nuestra vida ideal.

Busca la paz interior y lucha por tus objetivos… No es tan difícil si aplicas en tu vida el hecho de aceptar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *